Cómo superar el síndrome postvacacional

Publicado el 10 septiembre, 2014 por SIGRE

Cuando terminan las vacaciones y finalizan los viajes planeados, los momentos de diversión junto a la familia o amigos y los días de ocio dan paso a la rutina.

Sigue estos consejos para superar el síndrome postvacacionalSegún se destaca en diferentes estudios, entre un 35% y un 45% de las personas sufren un trastorno denominado como síndrome postvacacional, que consiste en la aparición tras el periodo de vacaciones de un conjunto de síntomas que afectan al estado de ánimo y que se caracterizan por ser muy similares a los de la depresión.

Los profesionales relacionadas con los servicios humanos, que desempeñan profesiones dentro de los ámbitos de la medicina, educación, periodismo o servicios sociales, son quienes más lo padecen, aunque este tipo de trastorno lo puede sufrir cualquiera.

Dentro de las sensaciones más frecuentes que acompañan al síndrome postvacacional están la fatiga, el sentimiento de tristeza o vacío, dificultad para concentrarse, irritabilidad, ahogo, nauseas o problemas estomacales.

Según apuntan numerosos psicólogos, existe una relación entre la depresión postvacacional y el síndrome de “estar quemado”, que se produce cuando el trabajador sufre agotamiento emocional y falta de realización en su labor profesional, lo que se manifiesta en que desarrolla sentimientos negativos y de cinismo hacia los destinatarios del trabajo y se siente descontento consigo mismo e insatisfecho con sus resultados laborales.

Consejos útiles para superar este trastorno

Si sufres el síndrome postvacacional o si vas a volver a tu puesto de trabajo y a la rutina en unos días, pon en práctica estas recomendaciones:

•Aunque es difícil, es importante prepararse nuevamente para volver a la rutina de una forma positiva.

•No vuelvas de las vacaciones justo el día de tu incorporación al trabajo, sino que es recomendable volver un par de días antes, para prepararnos física y mentalmente para el retorno a la actividad laboral.

•Recupera tus hábitos cotidianos progresivamente.

•Aprovecha tu tiempo libre. Aunque se acaben tus vacaciones, eso no significa que no puedas efectuar actividades agradables y relacionarte con tus amigos o familiares. Céntrate en los aspectos positivos de tu trabajo

•Piensa en todo aquello que te agrada de tu trabajo. Céntrate en lo positivo, identifícalo y poténcialo. Por el contrario, si hay cosas que no te gustan, procura modificarlas y corregirlas.

•Busca el bienestar y los pequeños momentos que te producen satisfacción.

•Practica ejercicio, ya que contribuirá a que te sientas mejor.

•Mantén horarios regulares y duerme alrededor de ocho horas. Todo ello contribuirá a que te sientas mejor.

•Si transcurridas unas semanas notas que tu síndrome postvacacional se ha convertido en una depresión más profunda de lo esperado, no dudes en acudir a un especialista que te pueda orientar y ayudarte a superar esta situación.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.