En verano, especial atención a la conservación de los medicamentos

Publicado el 26 julio, 2021 por SIGRE

Las altas temperaturas que acompañan al verano hacen imprescindible un especial cuidado en la conservación de los medicamentos domésticos, sobre todo si requieren unas condiciones específicas.

Por ello, desde SIGRE queremos incidir en unas sencillas recomendaciones que te ayudarán a mantener de forma óptima tus medicamentos durante estas semanas de calor.

Para empezar, hay que saber que existen tres tipos de medicamentos según sus condiciones de conservación:

1.Conservación entre 2 y 8 OC

Son los llamados medicamentos termolábiles (insulina, vacunas, determinados colirios y antibióticos, etc.) y deben conservarse en el frigorífico, nunca en congelador. En su envase encontrarás el siguiente símbolo:

Durante el verano, cuando se producen temperaturas externas altas, es conveniente utilizarlos inmediatamente después de sacarlos del frigorífico y volver a guardarlos sin perder mucho tiempo.

2. Conservación a temperatura inferior a 25 o 30 OC

Debido a su límite de tolerancia, no deben estar expuestos a temperaturas por encima de los 25 o 30 OC. Si puntualmente estuvieran expuestos a temperaturas superiores, ni su estabilidad ni su calidad se verá afectada, aunque es recomendable respetar estas indicaciones.

3. Conservación a temperatura ambiente

En términos generales, cuando los medicamentos permanecen con su envase dentro del botiquín, ubicado en un lugar fresco y seco de la casa y protegido de la exposición a la luz, se mantienen correctamente a temperatura ambiente. En todo caso, recomendamos consultar siempre el prospecto para comprobar si tienen alguna necesidad especial de conservación.

En este vídeo encontrarás consejos prácticos para conservar adecuadamente tus medicamentos este verano:

Botiquín de verano en perfectas condiciones

Y si vas a viajar para disfrutar de unos días de vacaciones, recuerda que también debes revisar el contenido de tu botiquín de viaje, el buen estado y condiciones especiales de conservación de los medicamentos, además de su fecha de caducidad.

Nunca lleves tu botiquín de verano en el maletero del coche, ya que este espacio no dispone de ventilación ni refrigeración y las altas temperaturas pueden afectar a los fármacos.

Y recuerda…

Sigue siempre las indicaciones de tu médico a la hora de cumplir adecuadamente los tratamientos prescritos y, si te sobran dosis tras su finalización, no las guardes en el botiquín de verano.

También durante tus vacaciones, acude al Punto SIGRE de la farmacia para depositar los envases, vacíos o con restos de medicamentos. Estés donde estés, siempre encontrarás cerca un Punto SIGRE. Hay más de 22.000 en las farmacias de toda España.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.